En Audifarma te acompañamos en el camino hacia tu bienestar, por eso hoy queremos contarte un poco sobre el complejo mundo de las emociones, hablamos de emociones positivas y emociones negativas, pero en realidad todas son necesarias en su justa medida.

Una emoción es un sentimiento muy intenso que se produce en respuesta a un estímulo que puede ser un hecho, una idea, un recuerdo, de tal manera que TODOS podemos sentir y percibir emociones muchas agradables y otras no tanto, estas últimas mal llamadas negativas; pero son necesarias y por supuesto indispensables para nuestra supervivencia y adaptación al medio.

¿Si te preguntas cómo gestionar tus emociones?


Es fundamental detenerte un momento, identificar y ponerle nombre a tus emociones; éste es el primer paso para gestionarlas y controlarlas.
Sentir una emoción es inevitable (alegría, miedo, tristeza, rabia, ansiedad) debemos permitirnos sentirla para poder gestionarla de manera consciente y correcta.

¿Sabes qué pasa si intentamos reprimir una emoción o la negamos?


Ocurre lo inevitable, tarde o temprano saldrá a flote y en ocasiones con mayor intensidad. De la misma forma si la emoción nos invade de manera exagerada, sin control, se desborda e impacta todo a su alrededor, ésta respuesta exagerada y descontrolada, no es buena para tu bienestar emocional.

¿Cuáles son las pautas para afrontar tus emociones de una mejor manera?

PensamientosPositivos.jpg

1. Háblate mejor y de una manera positiva

Está comprobado que tu pensamiento y el diálogo contigo mismo, lo que te dices y te repites constantemente influye de manera directa en cómo te sientes, entonces que háblate bonito, con palabras lindas y positivas. El primer paso para lograr esto es identificar esos pensamientos desagradables que te llevan a la tristeza, al enfado, a la ira, una vez los tengas identificados, poco a poco les vas cambiando las formas, a unas menos agresivas contigo y más positivas; tener una libreta de apuntes es de gran ayuda para identificar los factores desencadenantes.

En cuanto más repitas el ejercicio, más rápido lo vas a lograr y esta forma de pensar se convertirá en tu constante, así lograrás sentirte mejor física y emocionalmente.

2.Practica Mindfulness

También conocida como atención plena, es estar en el presente “Aquí y ahora” uno de los beneficios de ésta técnica es que aumenta la concentración, consigue evitar los “Despistes” y distracciones en nuestro día a día, mejora la memoria y muy importante ayuda en la gestión de las emociones.

3. Detención del pensamiento

Esta técnica se puede usar antes, durante o después de la situación que te genera la emoción, ¿Me siento mal porque no dejo de pensar en algo negativo y no sacarlo de mi cabeza? Volviendo a lo anterior, identifica estos pensamientos y de manera consciente da la instrucción a tu cerebro de interrumpirlos. ¡Para¡,!YA¡, !BASTA¡
ManejodeEmociones.jpg

4.Piensa más allá, visualiza un futuro inmediato

Cuando estamos desbordados, parece que todo estuviera cubierto por una nube negra, intenta racionalizar y comprende que será pasajero y todo pasará.

5.Respiración profunda o respiración abdominal

También conocida como respiración diafragmática ¿Sabes cómo se practica?

  • Inspira contando mentalmente hasta 4
  • Después mantén la respiración contando mentalmente hasta 4
  • A continuación suelta el aire despacio contando mentalmente hasta 8
  • Repite las veces que sea necesario hasta que logres un ritmo de respiración lento y relajado.

Debemos permitirnos sentir todas las emociones, lo importante es saberlas gestionar

Fuentes de referencia: https://www.iepp.es/beneficios-mindfulness-ciencia/
https://www.iepp.es/manejo-emocional/

Imágenes: Freepik
Los contenidos más antiguos podían no estar actualizados.


Califica tu experiencia