) ) ) ) ) )
Audifarma S.A. – Farmacias y medicamentos Colombia

Cartelera Base de datos

Yoga en tiempos de cuarentena por Diego Montoya

IMG-20200429-WA0013

En este tiempo de cuarentena he querido compartir con todos ustedes mi experiencia practicando yoga y los beneficios que ésta práctica puede traer en estos momentos de incertidumbre. No les miento que inicialmente las personas se acercan e interesan por el tema del yoga pensando en el desarrollo de musculatura, de elasticidad o unos logros a nivel físico, sin embargo esta práctica va mucho más allá, el yoga es una práctica espiritual que permite la conexión entre la mente, el cuerpo y el espíritu por medio de la respiración, de ahí su significado yoga=conexión.

La práctica constante trae como beneficios:

Estado de paz.
Serenidad.
Manejo de la ira y estrés.
Desarrollo del sentido de la escucha.
Manejo de situaciones difíciles de manera racional.

Todos los logros que se alcancen a nivel físico se consideran en la teoría del yoga como un regalo de ésta práctica para el cuerpo.

Desde mi experiencia te invito a que le des a tu mente tiempos de serenidad y tranquilidad ya que te abres a la oportunidad de liberarte de miedos y preocupaciones, a estar confiado en tus capacidades internas, en lo que tu puedes hacer, en lo que puedes controlar de tus emociones. Pero ten en cuenta que los cambios no ocurren de la noche a la mañana, se requiere de tiempo, dedicación y disciplina.

Especialmente en este momento de cuarentena nos enfrentamos a la incertidumbre, miedos, temores, desequilibrio emocional, toda una carga energética que cambia el comportamiento de las personas, por eso este es el momento en el que necesitas desconectarte a través del yoga para asumir estos cambios con un estado más tranquilo, más razonable, pensar con mayor claridad qué quieres lograr de esto, qué consideras que es importante para tu vida y cuál es el aporte que desde tu vida le puedes dar a la situación.

Empieza con algo sencillo, primero debes:

Usar ropa cómoda.
Estar sin zapatos.
Buscar un espacio de la casa tranquilo, aireado y que esté limpio.
Acomodar una colchoneta o tendido.
Prender, si quieres y te gusta, una vela de incienso.

Siéntate con la espalda recta, las piernas cruzadas, las manos sobre las rodillas. Cierra los ojos y empieza a respirar inhalando y exhalando despacio siendo muy consciente de tu respiración, solo sentir el momento enfocado en cómo entra el aire en los pulmones por la nariz y cómo vuelve y sale por la nariz, repítelo 10 veces. Si lo logras hacer sin distraerte ni pensar en otras cosas, sin incomodarte por algo, ya realizaste una meditación y vas a notar la diferencia en cómo estabas antes y cómo después del ejercicio.

También puedes ingresar a tutoriales en youtube de clases de meditación que puedes hacer de forma sencilla.

¡Conecta tu mente, cuerpo y espíritu!

Powered by Dotcms - The Leading Open Source Java Content Management System