Puntos Azules, una práctica segura para desechar medicamentos

Punto Azul es un programa dedicado a la recolección de medicamentos vencidos, parcialmente consumidos o expuestos a temperaturas inadecuadas. Representan un riesgo para la salud y por esto deben desecharse de manera responsable para evitar que sean adulterados o falsificados, pero quizá lo más importantes para cuidar el medio ambiente.

Los principales factores de contaminación son el consumo y la excreción de fármacos y las malas prácticas que se realizan con medicamentos caducados o no utilizados. La vía de entrada al medio ambiente es a través de las aguas residuales que se provenientes de hospitales e industrias.

Se estima que una gran cantidad de medicamentos no llegan a ser consumidos y que son desechados en las basuras domésticas. Actualmente los tratamientos aplicados en las centrales depuradoras pueden eliminar algunos medicamentos, pero no es suficientes.

Desde el año 2014, Audifarma implementa el programa ‘Puntos Azules’ en diferentes Centros de Atención Farmacéuticos (CAF), esta iniciativa tiene como objetivo recoger medicamentos dañados, vencidos o consumidos para brindarles a los usuarios una alternativa segura de depositar medicamentos que ya cumplieron con su vida útil.

Actualmente, la organización tiene 56 contenedores de Punto Azul a nivel nacional, y gracias a la colaboración de los usuarios se han recolectado en los últimos 6 años 33 toneladas de medicamentos. Durante el año 2020 se lograron recolectar 4.619.85 kg de residuos de medicamentos posconsumo.

¿Y tú cómo promueves el uso de los Puntos Azules?